Clínica dental Serra de Fortuny

Más de 30 años diseñando sonrisas

Av. Torre Blanca 2-8, 2ª planta - Sant Cugat del Vallès

93 675 22 12

Los niños llegan a la consulta dental con ansiedad y miedo, una actitud muy normal ante una nueva experiencia. Es importante que ayudemos a los niños a vencer el miedo al dentista ya que éste, nos dificulta los tratamientos con unos resultados insatisfactorios.

Tenemos que diferenciar entre miedo y ansiedad. El miedo puede ser objetivo o aprendido, cuando por ejemplo el niño experimenta una mala experiencia en el sillón dental y después tiene miedo a volverse a tratar. Por otro lado, el miedo subjetivo o adquirido, aquel que el niño tiene por lo que ha escuchado, lo que le han contado o incluso lo que se imagina.

Los pequeños son los más susceptibles a adquirir miedo por otras personas, por eso hemos de tener especial cuidado al hablar delante de ellos de experiencias dentales. Por otro lado la ansiedad se trata de un estado emocional de alerta que surge por expectativas no reales ante una amenaza. Es muy difícil separar el miedo de la ansiedad, ya que normalmente se expresan conjuntamente. Existen una serie de factores que influyen en el comportamiento del niño en la consulta dental, y gracias a los cuales podemos evitar el miedo y/o ansiedad.  

E

Actitud de la familia: es importante no transmitir los miedos de los padres o hermanos al paciente, ya que pueden adquirir miedos antes de tratarse.

E

Presencia de los padres en el gabinete dental: a partir de los 3 años dentales se recomiendo que los niños entren solos, aunque tengan miedo ya que la presencia de los padres ha demostrado reforzar la conducta negativa. Además, dificulta la comunicación entre el niño y el odontopediatra.

E

Experiencias previas: aquellos que han tenido experiencias previas positivas, aunque hayan sido primera visita y revisiones, ayudan al comportamiento en futuros tratamientos. Es muy importante las revisiones con el odontopediatra a partir del primer año de edad.

E

Edad del paciente: cuanto más pequeños más normal es el miedo a las nuevas experiencias, y más difícil la comunicación.

E

Duración de las visitas: se recomiendo en niños trabajar por cuadrantes, ya que en las visitas largas se pierde cooperación. También, los pacientes pequeños es mejor tratarlos por la mañana cuando no están cansados.

Por último, el odontopediatra debe tener en cuenta los estímulos que pueden provocar ansiedad. Se debe realizar siempre la técnica de manejo de conducta de decir-mostrar-hacer, con tal de enseñar siempre y explicar las cosas que vamos haciendo. Los instrumentos, ruido de la turbina, visión de la jeringa, etc.

Formulario Lateral ES
close slider

Solicita tu cita

Rellena este formulario y nos pondremos en contacto contigo.

Share This